¿Estrés, yo?

Para la mayoría, el fin de año se traduce en una palabra: estrés. El trabajo se acumula para acabar bien el año y empezar mejor el siguiente. Además, hay que hacer espacio para todos los compromisos sociales que van surgiendo por las fechas decembrinas (a todos nos emociona esta época del año, no lo niegues).

 

Afortunadamente, estamos justo a tiempo de empezar a planear todo el merequetengue que se aproxima. Te dejo unos tips para que puedas salir a flote:

 

  1. Intenta relajarte para poder organizarte.El 85% de las cosas que te preocupan, no se harán realidad. Date un gustito (¿alguien dijo helado? para poder anotar todos tus pendientes en una sentada. Jerarquiza y marca deadlines para cada una de tus actividades. Aprovecha la tecnología para hacer listas y agendar pendientes. Ve por objetivos realistas.

  1. Acepta que no puedes controlar todo y que no todo depende sólo de ti.Si saliste 1 hora y media antes para llegar a la junta y el tráfico no cede, relájate. ¿Qué puedes hacer? Tal vez puedas llevar la junta por teléfono. Si tu dupla está triste porque su familia no podrá venir en las fiestas y se le olvidó enviar el estatus de proyecto, no te desesperes. Acuérdate que todos somos humanos, y erramos.

 

  1. Balancea tu vida laboral con tu vida personal.Si sólo dedicas tu tiempo a los pendientes laborales, sentirás que estás perdiendo tu vida de socialité. Ya que enlistaste tus pendientes en orden de importancia, trata de sacar todo lo del día ESE MISMO DÍA (como debe ser). A cada conquista profesional dale una recompensa social.

 

  1. Estate en donde debes de estar. Si estás en una junta de trabajo, estás en la junta, no planeando que vas a comprarle a tu amigo secreto. Si estás en la botana con tus amigos, intenta no revisar mails de última hora. Si surge algo, revisa tus jerarquías y organízate (tal vez ya no debas tomarte la segunda, tendrás junta a las 8:00 am).

 

  1. Muévete.Haz ejercicio. Mata dos pájaros de un tiro, desestrésate y baja el fruit cake de ayer. Invita a alguien y platiquen de sus factores de estrés. Platicar con alguien te servirá para poner las cosas en perspectiva y sacar la mala hierba que está creciendo en tu corazoncito.

 

Son algunos consejos sencillos, que seguramente ya los sabemos, pero se nos olvidan en medio de todas las prisas características de fin de año. No te desanimes, échate porras todos los días.

¿Tu qué haces para disminuir el estrés?

  • share on
previous post
next post
Related Posts
No comments to read