10 formas de usar un video

¡Listo! Ya tienes tu video (corporativo, explicativo, cápsula…), pero ahora, ¿qué harás con él?

Uno de los mejores atributos del video es su versatilidad. Sólo porque un video se haya elaborado para una landing page o para una campaña de marketing no significa que no pueda utilizarse de otras formas o que no se le pueda dar un nuevo propósito.

A continuación te sugerimos nuevas formas de utilizarlo:

1. Landing pages: Poner tu video en una página con call-to-action específico puede ayudar a incrementar las visitas y clicks. Entre más llamativo sea el contenido, es más probable que los visitantes presten más atención a tu mensaje y se vuelvan más activos.

2. Página Web: Un video que pudo ser utilizado en primera instancia para una campaña en redes sociales, mailing, etc. puede dar un toque fresco e información de valor a tu página, en especial si lo incluyes en el Home.

3. Social Media: La ventajas de incluir un video en tus redes sociales son infinitas, mira algunos ejemplos aquí. Incluso se podría decir que publicar contenido multimedia en estos canales ya es “de cajón”. Tres ideas rápidas para sacarle provecho a los videos son:

    1. Video autoplay en Facebook. En lugar de subirlo a YouTube primero, atrapa la atención de los internautas publicando tu archivo de video directamente en Facebook, así no necesitarán realizar una acción para verlo.
    2. Micro Videos en Instagram. Puedes dar una introducción a tu video, o enganchar a tu audiencia utilizando los videos de 15 segundos de Instagram. Remata la estrategia incluyendo el link completo a tu contenido en tu perfil -y sugiriendo a los usuarios, desde la publicación, que se dirijan al mismo- así conocerán más sobre ti en el proceso.
    3. Videos de 30 segundos en Twitter (se pueden exponenciar con los anuncios pagados o Promoted): Ahora los videos también se reproducen de forma automática en Twitter. Puedes mostrar una introducción o “teaser” de 30 segundos y agregar una liga con un call-to action. ¡Listo! Ahora tienes una mini campaña. Explótala más pagando un tweet Promocionado.

4. Perfiles Sociales: Que el video sea parte de tu currículum de LinkedIn, para que tus contactos sepan mejor a qué se dedica tu empresa y logres un mejor vínculo. A pesar de que lo mismo aplica para otras redes, en LinkedIn es más probable que esto desemboque en relaciones laborales y/o ventas.

5. Conferencias y eventos: Si vas a dar una conferencia puedes usar el video como parte de tu exposición, para cerrarla, o incluso para recibir a tus asistentes a un evento del cual formes parte, o si eres anfitrión.

6. Como carta de presentación: ¿Debes mandar “ése” primer correo con un nuevo prospecto? Empieza tu relación laboral mostrando el video sobre tus productos, una cápsula sobre lo que haces, tu último evento o tu video corporativo. Lucirá más que si únicamente se hubieran quedado con tu tarjeta.

7. Emailing: Esa cápsula o ese testimonial que tanto te gusta puede llegar a tener más espectadores de lo que creías. Combinado con una campaña, el hecho de que un correo electrónico tenga un video impulsa que quienes lo recibieron lo abran.

8. Firma de correo: Comparte tu video en miniatura con quienes intercambies correos. Probablemente puedes brindarles una visión más amplia de lo que haces.

9. Blogs: Mantén a tus lectores interesados combinando texto con contenido audiovisual. Utilízalo para explicar temas complejos.

10. Citas de ventas: Debido a la particular manera en que un video presenta información, incorporar un video a tu presentación de ventas puede hacer que hable por ti. Además de captar la atención de tus prospectos, puedes sumergirte en detalles sin abrumarlos.

 

¿Tienes alguna idea para tu próximo video o estrategia de contenido?

  • share on
previous post
next post
Related Posts
No comments to read