¿Por qué invertir en un buen logo? Parte 2

Una buena imagen corporativa inspira confianza a los consumidores que no tienen conocimiento previo sobre los productos o servicios que ofrecemos. Sin un buen logotipo es muy difícil, si no es que imposible, que podamos probar la calidad de lo que ofrecemos, pues no estamos tratando con el mismo estándar a nuestra propia empresa.

En la parte 1 de este artículo ya hablamos de las consecuencias negativas a las que puede orillar un mal diseño de logotipo. Ahora hablaremos sobre los beneficios que nos brinda un buen logo.

Empresa bien consolidada.

En el mercado existen muchos negocios fraudulentos de los que cualquier cliente querría estar alejado. Normalmente como consumidores ponemos ciertos filtros e investigación previa a realizar una compra o un trato con alguien, y uno de estos filtros recae en la imagen corporativa. Antes del hecho de que la empresa cuente con oficinas o no, o de cómo luzca la persona con la que haremos el trato, la imagen corporativa es la primera carta a ofrecer.

Da a tu marca la atención que merece

Tu logotipo definirá toda tu marca. Sabemos que empezar un negocio es una tarea ardua que implica tomar con mucho cuidado decisiones financieras, pero la de escoger tu imagen corporativa es una tarea que debe perdurar. Así como tu empresa ha nacido, nacerán muchísimas otras entre las que debes distinguirte, por eso no podemos darnos el lujo de estar realizando cambios, pues nuestros clientes pueden confundirse o perdernos la pista e irse, además de que, como vimos en la primera parte, estos cambios nos restan credibilidad.

Refleja y comunica

Independientemente del tipo de publicidad que quieras otorgarle a tu marca, la primer promoción será el logotipo mismo. ¿Tu empresa tiene un estilo juvenil, fresco y a la moda? Refléjalo en tu logo. ¿Está dirigida a personas de la tercera edad? Incluye un elemento en tu logo. ¿Tu giro es muy dinámico e incluso agresivo en comparación con tu competencia? Ciertas formas y gráficos pueden transmitirlo en tu imagen corporativa.

Conocemos la importancia de la imagen personal que queremos transmitir al cliente, de tener una página web para nuestro negocio -y si así lo amerita, redes sociales-, de tener una tarjeta de presentación adecuada para que nuestros prospectos puedan contactarnos, y en algunos casos, tener un paquete de papelería corporativa que haga match con la tarjeta. Pero nada de esto cumple su función como debería sin un logotipo sólido. El logotipo es nuestro primer paso.

Si necesitas asesoría o ayuda para crear tu logo, ¡no dudes en contactarnos! En Manatí nos encantará apoyarte.

  • share on
previous post
next post
Related Posts
No comments to read